Sigue más publicaciones de Pedro Torres en Facebook.
Sigue este blog en Twitter.

martes, 21 de abril de 2009

COMO VENCER A LOS ENEMIGOS

Por medio de ti sacudiremos a nuestros enemigos; en tu nombre hollaremos a nuestros adversarios. Sal. 44:5.

No se sabe con precisión quién fue el autor de este salmo, ni en qué época fue escrito. Posiblemente haya sido en el tiempo de la invasión de los asirlos y el autor haya sido el rey Ezequías. Una cosa es cierta, Israel estaba con los días contados. El enemigo no era imaginario. Era real y estaba próximo y el pueblo de Dios no sabía qué hacer, ni para dónde ir.

Todos los días tú y yo enfrentamos situaciones parecidas. Enemigos de todo tipo rodean nuestra vida. La enfermedad, el desempleo, el rechazo, la desintegración de la familia. En fin. No son enemigos imaginarios. Están realmente ahí, ante nosotros.

Ezequías sabía en quien depositar la confianza. Si tú lees los primeros versículos de este salmo, encontrarás varias veces el adjetivo posesivo tú. El autor está hablando de Dios: "...tu diestra, y tu brazo, y la luz de tu rostro". Él es el rey auxiliador y su nombre es poderoso". ¿Necesitas tener miedo estando escondido en las manos de un Dios así?

Pero nota también que el texto de hoy dice: "Por medio de ti sacudiremos a nuestros enemigos". Ezequías no deja toda la responsabilidad de la victoria con Dios. Sabe que hay una participación humana. ¿Cuál es la responsabilidad de la criatura? Aceptar. Permitir que Dios opere en nosotros y a través de nosotros, sus grandes obras de victoria.

La mayor lucha que debemos vencer no es contra los enemigos externos. El mayor y más peligroso enemigo está dentro de nosotros mismos. Es la indómita criatura que no le gusta someterse al control divino. Preferimos luchar, agonizando, sangrando, y agotarnos, pero continuamos luchando hasta que caemos impotentes en algún rincón de la vida.

Ezequías aprendió a confiar en Dios. No fue fácil para él. Nunca fue fácil Para nadie, pero, finalmente entendió que solo estaría perdido.

¿Quién se levantó contra ti? ¿Es hoy uno de esos días en que todo parece nebuloso en tu vida? ¿Abres la puerta de tu corazón y ves un ejército amenazador listo para derrotarte? ¡No temas! La Biblia es la historia de la liberación del hombre. La Biblia muestra a un Dios activo y dispuesto a intervenir en la vida de sus hijos, si estos se lo permiten. Por eso, repite hoy con convicción: por medio de ti sacudiremos a nuestros enemigos".